Los gitanos en el cine (y la gitanofobia en la vida real)

 vlcsnap-3601679

  Romaníes, calés, gitans, tsigani,zingaros, bohemiens, sinti, son una etnia cuya identidad se pierde en el tiempo y en los lugares lejanos del vagabundo desde India hacía el mundo. Gente nómada y libre, los gitanos lamentablemente tienen una historia llena de sangre y persecución, puesto que siempre las sociedades tenían miedo de su libertad y siguen teniéndolo. Pero en cambio hay que notar que aparte de la persecución, la política de racismo por los medios de comunicación, y los prejuicios que amamanta la ignorancia, la cultura romaní fue iluminada en el arte, la literatura, la fotografía, la pintura y sobre todo en el cine donde se ha mostrado muchas veces quienes son los gitanos, personas dignas, artistas, músicos, libres, independientes, inteligentes y sonrientes.
Pues, en cuanto a cine podemos mencionar aquí cuatro directores que una de sus temáticas favoritas fue la cultura y la vida gitana, ellos son Aleksandar Petrovic, director serbio, Emil Loteanu, director y escritor moldavo, Emir Kusturica, director, guionista y músico de Serbia y Tony Gatlif, director y guionista de ascendencia gitana y argelina. Aunque hay muchos más directores que han intentado ‘’hablar’’ de la etnia gitana y lo lograron, podemos decir que la obra de esos directores es la más representativa que demuestra por el medio de cine maravillosamente, todos los aspectos de la vida cotidiana de los gitanos y toda la riqueza de su cultura.600full-i-even-met-happy-gypsies-screenshot

  Primero la película bien nominada de Aleksandar Petrovic Perja Skupljači (Encontré zíngaros felices), en 1967, tiene gran importancia porque fue la primera en la historia de cine que tuvo como tema principal la existencia y la vida cotidiana de los gitanos. Asimismo es la primera vez en el cine que se escucha el idioma romaní. Es un film que se trata del amor y de la tribu y es acompañado de temas musicales auténticos de los gitanos de Serbia. A continuación, en 1971 Emil Loteanu realiza el Lautarii ( Los gitanos mueren de amor), donde el director con una narración lírica y musical cuenta las morales, las tradiciones y las leyendas de los gitanos de Moldavia, usando mucho la música, colores intensos y personajes reales representando el papel fuerte que juega el amor en la cultura gitana. Luego en 1973, realiza una película más, sobre el amor en la etnia que se llama Tabor ukhodit v nebo (Los gitanos se van al cielo) , y dirige unas de las mas fuertes escenas eróticas en la historia del cine. Loteanu fue un artista muy apasionado de los romaníes, en una entrevista suya dice: ´´Los gitanos son el único pueblo que su patria es todo el mundo. Su religión es el vagabundo eterno, el baile y el cante.Sus juegos son los robos, las travesuras y las trampas. En vez de Templos tienen el Amor. Los gitanos son la última muestra de la infancia en la humanidad. Los gitanos no aceptan compromisos en el amor. El juego con las mujeres es diabólico porque nunca puedes ganarlo. Las historias gitanas son cuentos para adultos. Por eso grandes escritores como Tolstoi, Puskin, Merimé, Lorca, Marquez se dirigieron hacía los gitanos.´´
Segundo, en cuanto a Emir Kusturica, los romaníes están muy presentes en su obra como en las películas Dom za vesanje ( El tiempo de los gitanos), dirigida el 1988 y en Crna mačka, beli mačor (Gata negra, gato blanco), el 1998. La primera película con la que Kusturica consiguió el premio del mejor director,es obra maestra y una de las más importantes del cine europeo mostrando el pueblo gitano como es de verdad. Hay que mencionar que Kusturica dirigió una gran parte de la película improvisando, aparecen gitanos reales y los pocos actores serbios tuvieron que aprender el idioma romaní. La música del film es de Goran Bregovic y lo que es inolvidable es la canción ´´Ederlezi´´ que acompaña la escena más espectacular de la película en el río donde celebran la fiesta de la primavera. El film siguiente Gata negra ,gato blanco es una comedia, intensa y agradable , donde los personajes que pueblan las orillas de Danubio, se ríen, bailan, se enamoran, cantan, disfrutan la música, las alegrías de la vida y el vodka, a veces toman drogas, a veces roban, siempre con gracia, inteligencia y dignidad.
En continuación, Tony Gatlif medio gitano, medio argelino, gran director de cine social y alternativo ha realizado siete películas relacionadas con la vida gitana en Europa cuales son : Corre gitano, Les princes, Latcho Drom, Gadjo Dilo, Vengo, Swing y Kokoro. El director viaja y muestra la vida de los gitanos en varios lugares de Europa como en Rumanía, en Francia, en España y aparte de los elementos folclóricos como es la música y los bailes de los gitanos Tony Gatlif da también a través de su cámara mucha importancia al racismo y a marginación que están recibiendo los gitanos hoy en día.

gadjo-dilo-775942l-imagine111177396_640

La gitanofobia como fruto de la crisis

Resumiendo, sin embargo, el cine ‘’gitano’’ nos ayuda a encontrarnos con un pueblo alegre, libre, inteligente y orgulloso con la música más interesante tal vez en Europa. Pero que pasa cuando en la época contemporánea, los gobiernos que se creen demócratas empiezan las persecuciónes contra los gitanos? ¿Siguen las canciones cuando la policía destruye legalmente sus tiendas y sus casas? ¿Cuando les desalojan? ¿Cuando les expulsan de su propio país? ¿Donde están estos momentos ellos que pagan conciertos para escuchar cien violines zíngaros?
Desafortunadamente la crisis provoca racismo, provoca fascismo y las políticas del odio de los gobernantes no se dirigen solo hacía los inmigrantes pero también a los pueblos gitanos de Europa. La gitanofobia entonces una palabra más añadida en el vocabulario triste de la fobias por el ser humano consiste en la exclusión social, en la violencia estatal contra los romaníes, en destrucciones de asentamientos, el la imagen estigmatizada. Es cierto que los gitanos de Eslovaquia, Kosovo, Serbia, República Checa, están afrontando un racismo salvaje en sus países, donde para ellos hay solo paro, los niños no están aceptados en las escuelas y viven en barrios muy aislados y desfavorecidos sin tener muchas veces lo básico para sobrevivir.
Esta marginación social resultó la inmigración de los romaníes de los Balcanes a los países de Europa occidental como a Italia, a Francia y a Alemaña. Esta inmigración no ha gustado a los gobiernos y empezaron a expulsarles y a destruir sus casas. Porque? Porque los gitanos dan miedo a los países de Occidente, sociedades ascépticas y represivas dado que su manera de vida, su civilización, su dificultad en integrarse llevan libertad y autonomía, ideas que no les gustan a las autoridades. Mejor dicho que el capitalismo lo que no puede consumir lo mata y la sociedad lo que no puede entender y verlo lo destruye. Lo sabemos ya que en la figura del gitano los estereotipos y los prejuicios que llevan siglos encuentran hoy su relación con el fascismo postmoderno.800px-Roma_flag.svg

Cante del sur

No se puede negar que a los pueblos del sur les unen varias cosas como el clima, la cocina, el temperamento y el alma abierta de su gente. Pero hemos de citar mas atentamente que hay algo muy importante en común lo que podemos encontrar en las raíces musicales de los países mediterráneos europeos cuales son el flamenco de España, el rebético de Grecia y el fado de Portugal, géneros de música que se consideran afines. Los tres nacieron en épocas y en lugares distintos pero hay que mencionar que sus canciones han nacido bajo las mismas condiciones sociales e económicas y que comparten una identidad bastante parecida. Para explicar esta similitud hay que examinar los caminos sociales de cada género.
Para empezar, con respecto al flamenco, este patrimonio de la humanidad, prosperó en Andalucía a mediados de siglo XIX y debe sus raíces a la mezcla maravillosa de cuatro culturas distintas, a la fusión de los gitanos con los musulmanes, los judíos y los Andaluces. El cante de flamenco que era siempre ´´privilegio´´ de los gitanos fue al principio una expresión cultural que nació del desgarro de un pueblo, que comunicaba la pobreza, la marginación, el exilio, el sufrimiento. Los cantes de flamenco de aquella época se nutren de las penas y de los dolores de un pueblo libre y marginado. A continuación, en lo que concierne a rebético, cuyas raíces se encuentran en la costa occidental de Asia, era la música que llevaron los expulsados a Grecia tras la catástrofe en Smirna en 1922. Nacido en los café-amán en Asia Menor y crecido en los bares ilegales y marginales de Atenas y de Pireus el rebético era el ´´fruto´´ de los delincuentes, encarcelados, drogadictos y de las personas que vivían en una pobreza extrema. Las canciones de rebético hablaban de la política, droga, amor, policía, ilegalidad y de la patria perdida. Para seguir, con relación a fado, la expresión popular de Portugal, sabemos que a través de sus cantos el pueblo portugués expresaba el dolor, la melancolía, la nostalgia y los malos momentos de la vida en los barrios más humildes. Los temas de fado se cantaban en barrios aislados, en bares donde había todo tipo de gente como prostitutas, marineros, contrabandistas y simplemente gente pobre, personas que curaban su alma mientras escuchaban palabras tristes y nostálgicas.
Después de este pequeño vistazo a las condiciones que dieron a luz estos géneros de música incomparables, hay que reconocer que todas estas canciones llevaban las necesidades básicas del ser humano para expresarse y para afrontar los problemas de una vida cotidiana dura. No importa si fuera en una cueva, en un café cantante, en un café-aman, en una celda o en una taberna de Lisboa. Lo que importa es que las voces-gritos de los cantantes podían hablar al alma y suavizar las penas del corazón. Sin embargo, sus canciones llevaban orgullo y libertad y comunicaban la pasión, muerte, pecado, fuga, amor, margen y el sufrimiento con el modo más fuerte y emocionante.
A fin de cuentas, hoy en día, puedes cerrar los ojos escuchando un cante jondo, un amané o un fado vadio y dejarte llevar por otras épocas y lugares lejanos compartiendo el sentido de la vida con esta gente del sur humilde pero también buena, digna y orgullosa._11225754_72ca1c3eimage0-016

comica flamenco

El Festival de las Cuevas se trasladará a la Chumbera en caso de lluvia

El Ayuntamiento de Granada ha cedido el auditorio de la Chumbera a la organización del Festival de las Cuevas siempre que la lluvia haga imposible su celebración al aire libre en el Museo Cuevas del Sacromonte.

Dada la inestabilidad meteorológica, la organización del Festival -integrada por la Escuela Carmen de las Cuevas, Flamenkito Producciones y la propia Casa Museo– ha solicitado a las autoridades la cesión de la instalación municipal cubierta para asegurar la realización de los espectáculos. Sigue leyendo

El Museo Cuevas del Sacromonte acoge el III Festival de las Cuevas

Festival las Cuevas, flamenco, Museo Cuevas del Sacromonte

Cartel del III Festival las Cuevas.

El Museo Cuevas del Sacromonte, situado en el barranco de los Negros, alberga por tercer año consecutivo el Festival de las Cuevas, una cita ineludible con el flamenco que en esta ocasión reúne experiencia y juventud.

El III Festival de las Cuevas arranca el 30 de agosto con la velada flamenca que protagoniza Marcos Palometas y la Escuela Carmen de las Cuevas (la actuación de Jaime Heredia ‘El Parrón’ y Manuel Heredia, prevista el lunes 26 de agosto, se ha aplazado por la lluvia al 2 de septiembre) y finaliza el 6 de septiembre con la presencia en el escenario del bailaor Javier Martos. Entre medias, un buen número de espectáculos flamencos con artistas jóvenes y muchas ganas de agradar.

La organización corre a cargo de la Escuela Carmen de las Cuevas, el Museo Cuevas del Sacromonte y Flamenkita Productions que han unido fuerzas para dar continuidad a un evento que viene a enriquecer la oferta cultural de verano y que se ha convertido en cita obligada para los aficionados al flamenco. Sigue leyendo

Hispanistán inaugura el ciclo de música en acústico

Hispanistán, jazz, folk

Los miembros de la banda Hispanistán, junto a su mascota.

El Museo Cuevas del Sacromonte, situado en el barranco de los Negros, estrena este miércoles, 7 de agosto, a las 22 horas, un ciclo de música en acústico que arranca con la actuación Hispanistán, una banda de jazz que explora sonidos mediterráneos.

Hispanistán ofrece un repertorio que revisa, reinterpreta y arregla temas folclóricos y tradicionales de los Balcanes, sefardíes, turcos, españoles, griegos e italianos entre otro. También ofrece temas propios y composiciones actuales. Un repertorio variado que bebe de las fuentes tradicionales para crear un universo musical en el que se reflejan las influencias y corrientes actuales.  Sigue leyendo